El Casco Vello, el encuentro entre historia y modernidad

El Casco Vello, también conocido como el casco histórico o antiguo de Vigo, es una de las atracciones turísticas primarias de la ciudad. Restaurantes, bares, tiendas, y monumentos embellecen las calles que atraviesan el centro de la ciudad, cada una con sus particularidades. Quedarse impresionado ante la Praza da Constitución, descubrir los nuevos comercios que abren en las calles, volver en el pasado admirando la Catedral de Vigo, saborear lo mejor de la gastronomía gallega picando tapas y probando los vinos locales antes de sentarse en Casa Vella, un restaurante familiar que se caracteriza por la calidad de sus platos como la parrillada de marisco y el arroz de bogavante. Desde el barrio histórico, corazón de la ciudad gallega, hasta El Ensanche, donde se encuentran la cultura y el comercio en abundancia, el Casco Vello de vigo es una delicia a descubrir, calle a calle.

Atardecer en Vigo.

- © auralaura / Shutterstock

La historia del Casco Vello

Conocida por la diversidad de sus perfiles, la ciudad de Vigo está en constante evolución desde los tiempos romanos, a pesar de que ya era poblada desde la Antigüedad. De hecho, la romanización de Vigo ocurrió relativamente temprano, y hoy aún se pueden ver los vestigios que son prueba de la actividad portuaria y comercial durante esta época.

Antiguas farolas en el Casco Vello de Vigo.

- © miguelglxz / Shutterstock

A partir de la Edad Media, Vigo es dominada por la Iglesia católica, cuya influencia era incontestable. Aunque, por otro lado, la ciudad vivía mucho movimiento y migraciones por la llegada de piratas del norte de Europa, que lo convirtieron en un puerto peligroso. A partir del siglo XII, y todavía bajo control de la Iglesia, la ciudad de Vigo vuelve a poblarse, y desde ese momento comienza a crecer y desarrollarse, con una fuerte actividad pesquera por su estratégica ubicación cerca del mar.

Los ataques piratas siguen hasta 1702 cuando estalló la batalla de Rande. A finales del siglo XVIII se rompen los lazos comerciales con América, y llega una ola de comerciantes e industriales catalanes provocando el incremento de productos tales como el cuero, el jabón y el lino.

Bar Cocedero La Piedra, Rua Pescaderia, Vigo.

- © lkonya / Shutterstock

A inicios del siglo XIX, la ciudad se encontró ocupada por el ejército francés de Napoleon, hasta que el levantamiento de la resistencia popular logró la expulsión de los militares galos. En la segunda mitad del siglo XIX, Vigo crece: la muralla que antes la rodeaba finalmente se demolió, y la expansión de la ciudad no deja de desarrollarse con la ampliación de las industrias, y la mejora de los medios de comunicación desde y hacia el extranjero. Hoy en día, la importante expansión del puerto de Vigo a lo largo del siglo XX ha hecho de él no solo el principal puerto pesquero a nivel nacional, sino uno de los más importantes a nivel mundial.

Vista desde la ría hacia el Casco Viejo de Vigo.

- © Nicola Pulham / Shutterstock

Vigo centro

Vigo, mayor ciudad de Galicia, es hogar de un puerto pesquero con reconocimiento internacional, y destino popular para turistas y académicos. Compuesta de varios barrios, diversos y originales, Vigo tiene particularidad estar dividida en múltiples parroquias, una característica rara en España. La diversidad de las actividades que ofrece a sus visitantes, así como la originalidad de cada uno de sus barrios resalta lo extraordinaria que es esta ciudad al ser el punto de encuentro entre lo antiguo y lo nuevo, la cultura y la industria.

Puerto de la ciudad de Vigo al atardecer.

- © Maria Madrinan / Shutterstock

En el medio de esta ciudad dinámica y animada, yace un barrio que, a pesar de que sea de tamaño pequeño, emana todo lo que es Vigo. El Barrio Histórico, también conocido como Casco Vello o casco antiguo, es el verdadero corazón de la ciudad. Con sus numerosas calles singulares que la recorren del centro hasta el mar, cada una de ellas adornada por comercios y tiendas, nuevas como antiguas, es el sitio ideal para perderte entre historia y modernidad.

Hay tantas cosas que ver y probar en esta pequeña zona de Vigo que se ha trazado una ruta circular de unos 2 km que permite a los visitantes descubrir la ciudad. Además, la abundancia de calles que atraviesan Vigo hacen que siempre se pueda encontrar otra ruta que la propuesta. Es más, el barrio histórico no atrae sólo por sus edificios y su historia, sino que también dispone de una gran oferta de restaurantes y bares para probar la gastronomía viguesa y gallega, empezando con el aperitivo, tomando algunas copas de vinos, y sentándose para comer uno de los platos típicos de pescado fresco.

Cestas de mimbre en una tienda tradicional de Vigo.

- © Maria Madrinan / Shutterstock

Una vez bien paseado el barrio histórico, merece también dar una vuelta por el “otro Vigo”, el Ensanche, cuya zona comercial y de ocio es un paraíso para aquellos que quieren llevar a casa unos regalitos de la ciudad, y mejor aún para admirar los edificios característicos de la zona.

Museos, parques, paseos, centro comerciales y tiendas independientes, y la ría que atraviesa este barrio por el puerto deportivo de Vigo, son unas de las actividades predilectas de quienes disfrutan de el Ensanche.

Reconquista de Vigo: una fiesta emblemática

Cada año, durante un fin de semana entre finales de marzo e inicios de abril, Vigo se convierte en un lugar de celebración histórica y emblemática para sus habitantes. Para conmemorar el día 28 de marzo de 1809, día en el que se logró la expulsión del ejército francés de la ciudad, tras un levantamiento popular dirigido por los militares Pablo Morillo y Bernardo González “Cachamuíña”. Este acontecimiento fue una primera para Europa, por lo que Fernando VII le asignó a Vigo el título de “fiel, leal y valerosa” ciudad.

Una mujer y dos hombres tocando música folclórica gallega con trajes tradicionales.

- © Sandra Polo / Shutterstock

Hoy en día, Vigo transforma cada año su barrio histórico en un gran mercado característico del siglo XIX en el cual se venden aperitivos tradicionales como churrascos y empanadas con copas de vino local, para que no pases hambre ni sed al sumergirte en la dinámica de esta fiesta emblemática.

Hotel Inffinit Vigo
Booking.com

Hotel Inffinit

Este hotel, elegante y moderno, se encuentra en el centro histórico de Vigo y es ideal para visitar la ciudad por turismo o por negocios.
8.9 Fabuloso
Desde
78 € /noche
Dale click y reserva

Información práctica

Si quieres descubrir Vigo con la ayuda de un guía, puedes optar por visitas guiadas que propone la ciudad. Dale click aquí para ver los detalles. 

🥾 La ruta “Vigo antiguo” que recorre el barrio histórico de la ciudad mide unos 2 km y toma alrededor de una hora y media. Siempre es aconsejado llevar botellas de agua y una gorra, sobre todo en el verano, pero encontrarás bares y comercios a lo largo de la ruta por si te falta algo.

por Hannah Slack
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Vigo
Vigo
Últimas noticias
Estambul
La legendaria Torre Gálata de Estambul
Ginebra
Un día en la ciudad medieval de Yvoire
Ginebra
Un fin de semana en Ginebra
Estambul
El increíble Palacio de Topkapi
Todas las noticias
Mejores ciudades