Lugares de Barcelona que siguen siendo un secreto

Barcelona es icónica. Sus ramblas, el Barrio Gótico, la Casa Batlló, el Parc Güell y la Sagrada Familia son lugares imprescindibles a conocer… y son también a donde llegan las multitudes de visitantes que llegan cada año ávidos de las maravillas de esta ciudad. Pero eso no es todo lo que la capital catalana tiene para ofrecer: hay parques, librerías, plazas, jardines y miradores que siguen sin llenarse de masas.

Aquí te dejamos algunos de los secretos aún bien guardados de la capital catalana, a los que todavía no llegan las masas de gente.

El umbráculo del parque de la Ciutadella de Barcelona.

- © ksl / Shutterstock

Jardines de Joan Maragall

En la montaña de Montjuïc, estos magníficos jardines se esconden aún del público en general; incluso los barceloneses suelen pasar desapercibidos de este tesoro, aun cuando es uno de los jardines más grandes de la ciudad, con casi tres hectáreas de extensión.

Este elegante espacio de naturaleza fue concebido para adornar la residencia real, el Palacete Albéniz, que es también uno de los atractivos para visitar. Sin embargo, las fuentes, colecciones de flores de colores, esculturas, árboles de orígenes exóticos, espejos de agua, y extensiones de césped perfectamente bien cortado, dan muchísimo que ver. Es un lugar francamente paradisiaco.

Además, como si eso no fuera suficiente, desde los Jardines de Joan Maragall se ven unas vistas espectaculares de Barcelona.

Los jardines de Joan Maragall con el Palacete Albéniz al fondo.

- © joan_bautista / Shutterstock

Plaça de Sant Felip Neri

Esta plaza, remanso de paz dentro del Barrio Gótico por su falta de masas de turistas y su ambiente tranquilo, es también un sitio que cuenta una parte de la historia oscura de esta ciudad. Dentro del barrio judío, éste fue el escenario de una masacre durante la Guerra Civil española, cuando una bomba del bando sublevado cayó desde el cielo y acabó con la vida de 42 personas, muchos de ellos niños, que habían ido a refugiarse al subsuelo de la iglesia que le dio nombre a la plaza.

Actualmente es una bella plazoleta con una fuente al centro, casas renacentistas y unos cuantos árboles tan altos como los edificios. En la fachada de la iglesia aún se pueden ver las marcas que dejó la explosión de 1938, pues si bien se hizo una reconstrucción tras la guerra, el arquitecto decidió dejar testimonio de lo ahí sucedido.

La plaza de Sant Felip Neri y sus marcas de guerra.

- © joan_bautista / Shutterstock

El umbráculo del Parque de la Ciutadella

El Parque de la Ciutadella no es realmente un secreto para quienes visitan Barcelona pero en su interior hay un edificio poco frecuentado con el que es posible, con tan solo cruzar el umbral, llegar a tierras tropicales.

El umbráculo, estructura modernista del siglo XIX.

- © Frank Bach / Shutterstock

En 1883, preparándose para la gran Exposición Universal que sucedería en Barcelona cinco años después, el arquitecto modernista Josep Fontserè –que también hizo el Mercado del Born– diseñó esta estructura en la que son protagonistas el hierro y el cristal, para darle el clima necesario a plantas de latitudes lejanas.

Esta suerte de invernadero –que en realidad umbráculo hace más referencia a la sombra que da– quedó tan bien, que se decidió que, antes de instalar aquí las especies tropicales que ahora lo habitan, sería el salón de fiestas y conferencias para la Exposición Universal del 88. Sin embargo, la misión de Fonsterè siempre fue que recibiera flora, pues él afirmaba que “Los jardines son a las ciudades lo que los pulmones al cuerpo humano”.

Barceló Oviedo Cervantes Oviedo
Booking.com

Barceló Oviedo Cervantes

Un antiguo edificio del siglo XX renovado, con habitaciones modernas y elegantes.
8.8 Fabuloso
Desde
85 € /noche
Reserva aquí

Can Ginebreda, un bosque lleno de esculturas eróticas

Este parque en realidad no está en Barcelona y en realidad tampoco es un parque, sino un bosque; pero también es un museo. Y es tan extraordinario que tiene que estar incluído en esta lista.

El escultor catalán Xicu Cabanyes compró en los años 70 un bosque (sí, un bosque, de más de 40 mil metros cuadrados) el cual decidió convertir en su propio museo al aire libre. Siendo un talentosísimo y muy prolífico artista, tenía muchas obras que el franquismo le censuraba, así que decidió darles por su lado y buscar otra forma de hacer lo suyo. Desde entonces, cada cinco meses añade una escultura nueva –en piedra, hierro o materiales reciclados– a su viva colección. Una de las particularidades de su acervo artístico es que, en gran parte, son piezas eróticas, así que nalgas, falos y senos resurgen de la naturaleza en este particular museo.

¡Ojo!

La entrada cuesta 4 euros y solo aceptan monedas de 1€.

Palau de les Heures

Este lugar es otro de los secretos mejor guardados de Barcelona. Construído 1894 y 1898, este palacio fue construído con inspiración en los chateaux franceses, con cuatro torres cilíndricas que terminan en unos picos cónicos, y una linterna al centro de la estructura. El nombre de este palacio significa en español el Palacio de las Hiedras, pues una serie de esculturas en la entrada hacen alegoría a Las hiedras de Josep Campeny.

Aunque el palacio es muy bonito, lo mejor de este lugar son sus jardines. Están estructurados en muchos niveles, cada uno con su estanque y sus parterres, rodeados de palmeras, magnolias y castaños de Indias. Por otras partes hay rosales y geranios, que cuando es tiempo, florean y perfuman estos muy ignorados jardines.

Los jardines del Palau de les Heures en agosto.

- © joan_bautista / Shutterstock

Cerquísima de la muy concurrida Plaza de Cataluña, este lugar tranquilo, silencioso y apacible es una burbuja del mundo exterior que está ahí, desde el siglo XII. Aunque es ignorado por casi todo visitante de Barcelona, este claustro y el conjunto sacro al que pertenece, le dieron nombre al barrio y calle de Santa Anna, que conecta las Ramblas con el Barrio Gótico, y es una ajetreada vía, con comercios y arquitectura modernista.

Iglesia y Monasterio de Santa Anna

Cerquísima de la muy concurrida Plaza de Cataluña, este lugar es una burbuja del mundo exterior que está ahí, tranquilo, silencioso y apacible, desde el siglo XII. Aunque es ignorado por casi todo visitante de Barcelona, este claustro y el conjunto sacro al que pertenece, le dieron nombre al barrio y calle de Santa Anna, que conecta las Ramblas con el [Barrio Gótico](/noticias/noticia-3533, y es una ajetreada vía, con comercios y arquitectura modernista.

La antigua iglesia alguna vez fue la sede del Santo Sepulcro, lo cual le daba un valor muy especial pues era el equivalente a ir al Santo Sepulcro de Jerusalén, por lo que peregrinos de toda la región llegaban aquí en búsqueda del perdón de sus pecados. Ahora no hay mucho de eso, pero se ha vuelto sede de la escultura del artista canadiense Timothy Schmalz que denuncia a una sociedad en la que hay tantas personas viviendo en la calle.

Llibreria Finestres

Este último lugar de nuestra lista es el más nuevo. La Librería Finestres abrió apenas en el 2022 y, aunque hay quienes aseguran que el libro está en declive, hay quienes aún le apuestan a esta antiquísima invención que, como dice Umberto Eco, forman parte de la misma categoría que la cuchara, el martillo, la rueda o las tijeras: una vez inventados, no se puede hacer nada mejor.

Este es un proyecto hecho con empeño. La colección que empezó con unos 40 mil ejemplares y que seguramente ya los ha rebasado por mucho, está pensada para ser diversa, tanto en temas y formas como en idiomas. El lugar invita a sentarse ahí un rato, indagar en esos libros que te llamaron y que después te los lleves –es, después de todo, un negocio–. Una de las maravillas de este lugar, es el expertise de quienes aquí trabajan, así que no dudes en pedir recomendaciones, que seguro que te abrirán las ventanas a nuevos paisajes.

por Sofía Viramontes | Editora y redactora
Periodista mexicana apasionada por las buenas historias y los lugares recónditos, llegó a EasyViajar en septiembre del 2023 para contar lo que ha descubierto y seguir develando los secretos que este mundo tiene para ofrecer.
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Barcelona
Barcelona
Últimas noticias
Brujas
Arte primitivo flamenco en el Museo Groeninge de Brujas
Budapest
Los 10 mejores hoteles de Budapest
Ámsterdam
Visita la casa de Ana Franck en Ámsterdam
Todas las noticias
Mejores ciudades